Estás aquí
Página principal > Destacada

VANTHRA en La Trastienda, Buenos Aires: Ver No Es Con Los Ojos. #Crónica

El nuevo proyecto que Fernando Ruiz Díaz (voz, bajo y guitarra), líder de CATUPECU MACHU, comparte con el manager de CM, Charlie Noguera (bajo y teclados), y Pape Fioravanti (batería y percusión), dio su primer show en La Trastienda de Buenos Aires este pasado 8 de Junio. Hace ya 6 meses que la banda anduvo causando buenas impresiones en el circuito under, además de algunos shows grandes como el del Cosquín Rock de este año, pero predominando las presentaciones íntimas. Esta ocasión fue de aquellas donde se pudo disfrutar de un artista consagrado -y acostumbrado a presentaciones mayormente masivas- a escasos metros de distancia. Pero además se trató del primer show post lanzamiento en vinilo de su debut auto-titulado.

Pape Fioravanti.

La cita fue a las 21 hs. y astutamente fue retrasado el comienzo del show porque el cuerpo principal de seguidores todavía seguía entrando para ese entonces. Ya llegando a las ‘y media’ fue que se apagaron las luces, y la dupla conformada por Pape y Charlie hicieron acto de aparición. Entre sintetizadores y percusiones se creó una atmósfera espacial para que apareciera Fernando, a fuerza también de un exquisito trabajo de luces que demostraron la profesionalidad que emana de un lugar como La Trastienda.

“Desierto de Dios” es una gran canción para empezar un concierto. A su inicio marcado por el bombo legüero de Fioravanti se le suma la distinguible voz de Ruiz hasta que estalla en una marcha pesada de la mano de un gran riff. Con “Siempre” quedó en evidencia un sonido cristalino que dijo presente durante la hora y media que teníamos por delante.

Charlie Noguera.

Probablemente Fer sabe que aunque VANTHRA venga en ascenso, todavía tiene que ganarse parte del público, y por “ganarse” me refiero a que se muevan un poco los que tenían el cuerpo parco -¿a mover el culo? Ok, no tanto, pero igual…-. Por eso las veces que buscó mayor participación de la audiencia vociferó su característico “¡ehhhhhh!”, para lograr el efecto esperado.

“Voz del Mar” y su frenético comienzo seguido de otro riff entrecortado y rítmico me hacen pensar en algo que Josh Homme (QOTSA) miraría con envidia. Fuera de la intimidad de mis pensamientos, la mejor imagen fue la de Noguera con la “pose de poder” y teniendo la chance de ser ahora quien rockea junto a Ruiz, en contraste con su papel administrativo en CATUPECU.

Como anticipó su líder en el encuentro que tuvimos, VANTHRA iba a tocar material de la banda con la que éste tocó durante 23 años ininterrumpidos, y “A Veces Vuelvo” fue la primera en tener su adaptación vanthrica. Me animo a afirmar que también fue el primer tema festejado unánimemente por todas las almas presentes. Díaz aprovechó para comentar que su hermano Gabi -bajista en CM previo a su fatídico accidente automovilístico en 2006- había presenciado un ensayo de VANTHRA y le había dado el visto bueno a las re-versiones que habían preparado para este show.

Luego fue el turno de “Tu Voz”, la que cierra el debut del grupo, y que tiene la particularidad de ser la primera que Fernando compuso y grabó en la intimidad de su hogar. Si había un lugar y/o ocasión para tocar un tema tan calmo como este era en La Trastienda, donde las dimensiones del espacio permiten que el público sea fácil de “domar” y lograr que guarde silencio. Lo mismo sucedió con “Vanthra Lila”, una canción inédita que tiene a la voz acompañada únicamente por un hang, y que fue ejecutada durante los shows de festejo de los 20 años de CATUPECU MACHU en el 2014 (y un puñado de veces más hasta el día de hoy). “Estoy re contento” menciona Ruiz luego de comentar sobre cómo su hija, Lila, se convirtió en una especie de musa que lo inspira profundamente.

Power Trío.

No esperaba tantos covers esa noche. “Magia Veneno” significó el primer pogo real, algo que no esperaba de un público que, si bien era festivo, hasta ese momento no había demostrado ser del tipo que hace bochinche y zapateo. “Y Lo Que Quiero Es que Pises Sin El Suelo” de Cuentos Decapitados (2000) fue la más fiel a su versión original, sin tanta influencia de los sintetizadores y la batería electrónica. La alegría de los fans era palpable, dejando en evidencia la demanda/nostalgia por la ausencia de CATUPECU.

“Ella Vendrá” de DON CORNELIO Y LA ZONA también formó parte del setlist, y fue presentada como “una de las grandes canciones del rock nacional” que hacia tiempo querían hacer. Siendo originaria de 1987, hay una importante chance de que haya sido desconocida para la mayor parte del público joven. Sin embargo, gracias a su gancho y gran estribillo fue muy bien recibida.

Fernando Ruiz Díaz.

El hit que es Canción Sola extrañamente no fue la más festejada, tal vez por haber sido más que nada la carta de presentación de este proyecto, y por ende, la más reproducida/tocada/conocida/quemada si se quiere. Su ejecución me dio a entender implícitamente que el fin de la velada estaba próximo. Punto y aparte: si mi vista no me engaña, estoy casi seguro de que algunos de los protagonistas albinos de su video musical estuvieron entre el público.

El peso de cerrar una gran noche recayó en la versión en clave “zapada vanthrica” de “Bailan Los Diablos”, donde el espíritu de próceres como Tom Morello (los efectos), Jack White (los solos) y nuevamente Josh Homme (el poder del riff) confluyeron en un final all in.

Tenía la expectativa de que el primer larga duración de VANTHRA fuera ejecutado por completo, pero la inclusión de varios covers sirvió para complacer también a los fans de la primera hora y dejar satisfechos a todos. Si hubiera una lista con ítems como el sonido, lista de canciones, producción, carisma y desempeño de los músicos sobre el escenario, todos llevarían un tic al lado.

Las interacciones de Ruiz Díaz también fueron un punto alto. Será que a pesar de ser alguien que tiene cientos de shows a sus espaldas, todavía conserva ese “no sé qué” que lo muestra tan humano, tan ansioso y feliz por estar ahí. Otros artistas con 20 y pico de años de carrera probablemente ya hubieran adoptado una postura un poco más “fría” y/o “de manual”. Pero con VANTHRA se lo nota sumamente contento y agradecido, como si se estuviera subiendo a tocar a un escenario por primera vez en su vida de nuevo. Se veía a simple vista, y no necesariamente con los ojos.

Roger Alan Provan
Colaborador en Rocktambulos
La música, sin importar el género, popularidad, año o país de origen, tiene una chance en mis oídos. En ella encuentro mi camino.
Roger Alan Provan on FacebookRoger Alan Provan on Instagram

Todas las fotos fueron tomadas por Victor Parra para rocktambulos.com / Todos los derechos reservados.

¿Usas Facebook? ¡Exprésate y comparte!

Comentarios:

¿Qué te pareció? ¡Queremos leer tu opinión!

Top