Estás aquí

Lo bueno, lo malo y lo feo del 2017. Un resumen del año, por Facundo Guadagno

Llega ese momento del año en el que nos gusta mirar atrás y ver todo lo hecho (y deshecho) para hacer el balance general. Todos, desde nuestras respectivas posiciones, alcanzamos éstas fechas con demasiada información acumulada y demasiadas experiencias, y quienes trabajamos con la música (acompañados “por ella”, más que “en ella”) sentimos la necesidad de compartir con el mundo toda esa información convertida en un resumen con forma de recomendación y dirigida a quien pueda interesar.

Sin querer ser jueces ni mucho menos verdugos, en Rocktambulos nos tomamos el tiempo y el atrevimiento de compilar lo que para algunos de nosotros fue lo mejor del año que termina. Es por ello que a continuación encontrarás un listado -para nada objetivo- con todo lo que Facundo Guadagno destaca y recomienda de lo ocurrido en el 2017, musicalmente hablando.

 

LO BUENO:

 

ARIEL PINK – Dedicated To Bobby Jameson – Mexican Summer

ARIEL PINK, una de las figuras más extrañas dentro de lo que se ha dado a llamar Rock, una categoría un tanto arbitraria y demasiado pomoderna, vuelve a lanzar un gran álbum donde sintetiza los puntos más altos de la música popular occidental, y generalmente anglosajona, de los últimos cuarenta años. Desde FUNKADELIC hasta NIRVANA, todo está en Dedicated To Bobby Jameson, su más reciente trabajo.

Lee la reseña haciendo click aquí

 

DEAD CROSS – HomónimoIpecac Recordings

Otro supergrupo llegó a la faz de la tierra y, como todos, despertó sospechas y un hype insoportable. Lo bueno es que todas las expectativas que se depositaron fueron saldadas con creces, ya que DEAD CROSS sacó uno de los mejores discos del año, creando un arte con guiños al Hardcore clásico y directo: una paliza contundente de unos pocos minutos. La voz de Mike Patton, por supuesto, le dio un aire totalmente fresco al cuarteto.

Lee la reseña haciendo click aquí 

 

ARIEL PINK & WEYES BLOOD – Myths 002 – Mexican Summer

Sí, otra vez ARIEL PINK dice presente en esta lista, solo que en esta ocasión lo hace junto a WEYES BLOOD. Sin dudas el 2017 fue un gran año para el músico de Los Angeles, ya que pudo bucear hacia los lugares más oscuros del Pop, llegar hacia la composición lírica y, más aún, consolidarse como un artista prolífico y de altísimo nivel, más allá de su bajo perfil

Lee la reseña haciendo click aquí

SPARKS – Hippopotamus – BMG

Más de 40 años de carrera, 144 entre los dos y con un talento inconmensurable, los hermanos Mael volvieron a renovarse con Hippopotamus, una obra donde demuestran que el paso del tiempo los hizo más sabios respecto a composición, mezcla e inventiva lírica. Humor, sofisticación y buena música en un lanzamiento que madurará para crecer cada vez más.

Lee la reseña haciendo click aquí

JOHN MAUS – Screen Memories – Ribbon Music

Con su tono trágico y extremadamente dramático, JOHN MAUS volvió a criticar a la vida moderna, esta vez al afirmar que nuestra cotidianidad, y por consecuencia la propia subjetividad, están mediadas por pantallas. En la era de la adicción al smartphone su diagnóstico no es errado. Esto es lo que busca plasmar en Screen Memories, una obra más minimalista que sus predecesoras, pero aún así manteniendo el estilo New Wave y la oscuridad omnipresentes en todo el trabajo.

Lee la reseña haciendo click aquí

 

LIVING COLOUR – Shade – Megaforce Records

Luego de un silencio discográfico de ocho años, LIVING COLOUR retornó con la misma clase de siempre, con su altura para dar un buen álbum de Hard Rock lleno de virtuosismo y canciones directas. Con nuevos clásicos, poco reconocidos como es habitual en su carrera, y la vitalidad habitual, Shade  se postula como otra gran obra de la banda.

Lee la reseña haciendo click aquí

RICHIE KOTZEN – Salting Earth – Headroom Inc

Con sutileza y buen gusto, RICHIE KOTZEN retornó con Salting Earth, una obra que debería recorrer todas las FM’s de Hard Rock, pero la vida es injusta y el mercado dicta otras normas. De cualquier manera, el buen Richie nos trae una placa rica en matices y de un nivel realmente altísimo. Algún día le reconocerán su mérito.

Lee la reseña haciendo click aquí

 

THE DARKNESS – Pinewood Smile – Cooking Vinyl

Admito que no daba mucho por este disco, y a su primera escucha no me motivó en absoluto. La segunda vez que le di play a Pinewood Smile me enamoré instantáneamente de esta saludable máquina del tiempo que maneja las fórmulas del Hard Rock clásico a la perfección. Además tiene a una de mis canciones favoritas del año: “Japanese Prisoner of Love”. THE DARKNESS se aleja cada vez más de ser solamente unos one hit wonders.

Lee la reseña haciendo click aquí

MR. BIG – Defying Gravity – Frontiers Records

Parece muy difícil que algún día MR. BIG saque un disco mediocre y pasen a planos menores, ya que con Defying Gravity volvieron a lucirse y nos permitieron disfrutar de una enorme placa, con dudoso gusto en su arte de tapa. Pero eso puede obviarse. Para destacar el inmenso riff de “Mean To Me”.

Lee la reseña haciendo click aquí

PRIMUS – The Desaturating Seven – ATO Records

Una obra realmente rara, no porque sea un trabajo conceptual, sino porque en la era de la satisfacción instantánea PRIMUS propone sentarse y escuchar, analizar, reflexionar y dejarse llevar con su música. Los liderados por Les Claypool (bajo y voz) volvieron a desafiar a los estándares actuales.

Lee la reseña haciendo click aquí


LO MALO:

Esta sección, claramente, tiene a las defunciones de artistas principales en el Rock como protagonistas de lo más oscuro del 2017, algo que nos hace desear una renovación urgente de referentes en la música que tanto nos gusta, invita a reflexionar sobre sus límites y sobre su significado como subcultura, girando en torno a íconos que poco a poco se desvanecen físicamente y dejan solo su idealización.

Parece que en la música pesada se da lo que decía RICARDO IORIO en una canción reversionada de ROQUE NARVAJA: “aunque esos niños salgan del colegio hablando de otros héroes que los míos ya son viejos”. Ni Ozzy, Mustaine, Araya, Halford, o incluso Gary Holt, serán eternos y, más allá de que exista una nueva generación, la carencia de referentes es evidente.

La parca no tuvo piedad este año y se llevó a grandes artistas como Chris Cornell (SOUNDGARDEN), Chester Bennington (LINKIN PARK), Chuck Mosley, Tom Petty (THE HEARTBREAKERS), Malcolm Young (AC DC), entre otros.


LO FEO:

Cuando el capitalismo se desarrolla de manera frenética y se democratizan los accesos a la información, los individuos tienen más posibilidades de expresarse. También se da una saturación de ocio como los estados de WhatsApp, Facebook e Instagram, un highlight de las miserias o de la vida cotidiana, con frases hechas e imágenes diseñadas con Paint nivel I. ¿Con qué necesidad?


SHOW DEL AÑO:

RED FANG – Maximus Festival, Buenos Aires – 06.05.2017

Lee la reseña haciendo click aquí

 


Discos que más escuché en este 2017:

SPARKS – Number One In Heaven (1979)

ARIEL PINK – Básicamente toda su discografía

VIRUS – Recrudece (1982), Superficies De Placer (1987) 

MIKE PATTON – Demasiados bootlegs

EXODUS – Fabulous Disaster (1989)

SUICIDAL TENDENCIES – Homónimo (1983)

TESTAMENT – Practice What You Preach (1989)

FFS – Homónimo (2015)

MALÓN – Nuevo Orden Mundial (2015)

O’CONNOR – La Grieta (2016) 


Hacer el balance de este año me resulta algo extraño, ya que encuentro puntos realmente destacables y otros muy negativos. En el lado positivo de la situación, han habido lanzamientos de un nivel altísimo que se propusieron hacer algo “diferente”, jugar con varios estilos y distintos “lenguajes” para lograr un producto atractivo. Ahí está el motivo por el cual destaco a ARIEL PINK, SPARKS o JOHN MAUS, ya que los tres han propuesto trascender límites entre géneros, sin llegar a un pastiche inentendible.

No obstante, en el Rock y el Heavy Metal también hay un nivel muy bajo por grupos que parecen esforzarse por sonar todos exactamente iguales. Es saludable que existan artistas que están lejísimos de eso. También es destacable el hecho de que exista un aluvión de visitas internacionales en los difíciles momentos económicos que pasa el país. Solamente me queda desear un 2018 superior al año que está a punto de terminar, con más y mejor arte y libertad de expresión, causas fundamentales para vivir.

Facundo Guadagno
Redactor en Rocktambulos
Antropólogo social y cultural, escritor, escéptico y crítico
Facundo Guadagno on FacebookFacundo Guadagno on Instagram

¿Qué te pareció? ¡Queremos saber tu opinión!

Déjanos tu comentario acá:

Top