Estás aquí
Página principal > Destacada

Música de concreto para un público de Oro: FOO FIGHTERS en Argentina #Crónica

En una era donde ya “todo está inventado”, es muy complicado ser pionero o único, sin embargo cada detalle que te diferencie, cuenta. FOO FIGHTERS lo sabe bien y por eso se esfuerzan en innovar con la composición, producción y grabación de cada disco, hecho que ha quedado demostrado sobretodo con sus últimas tres creaciones: Wasting Light (2011), Sonic Highways (2014) y Concrete and Gold (2017). Esta última fue la excusa para que visitaran sudamérica y ofrecieran shows en Brasil y Argentina, brindándole a sus fans y al público en general una nueva oportunidad para demostrar que no solo graban discos, sino que saben cómo destacar sobre un escenario, que es donde realmente importa.

Para leer nuestra reseña del show de QUEENS OF THE STONE AGE, dale click acá

Podríamos decir que un disco es a los músicos, lo que instagram (por decir un ejemplo) suele ser para sus usuarios, es decir, una vía mediante la cual muestras lo mejor que tienes, después de que ya intentaste muchas tomas, lo revisaste, recortaste y filtraste. El escenario, por su parte, es la vida real de los artistas, y es allí donde demuestran quienes son y de qué están hechos, es el lugar donde tiene el riesgo de ser considerada “una banda más”. Las grandes bandas no son solamente las que pueden sonar exactamente como en sus discos, sino las que en medio de su profesionalismo, se muestran cercanas y sin complejos cuando están frente a su público, dejando claro que lo más importante de un show, es que tiene algo que el disco no te puede dar: su presencia.

La banda conformada por Dave Grohl, Taylor Hawkins, Pat Smear, Chris Shiflett, Nate Mendel y Rami Jaffee, es “tan diferente” que cuando se apagan las luces del estadio, el primero que entra en escena es el frontman. Si, el pasado 7 de Marzo de 2018 Dave apareció de la nada, corriendo de un lado a otro con su guitarra colgada al hombro y la energía de quien está dispuesto a entregar todo lo que le queda en este, el último concierto de la gira. Y si, tampoco es que esté rompiendo “las reglas de apertura de los conciertos” pero todos sabemos que el vocalista (y mucho más cuando es la figura más mediática de la banda) es el último que aparece en tarima, y en muchos casos lo hace para el momento en que le toca cantar, siendo los demás músicos quienes se adelanten y lo reciban en acción.

Dave Grohl ama ir en contra de lo establecido y sorprender, ya lo demostró en su gira anterior, promocionando Sonic Highways (2014), cuando sus conciertos fueron todos “sin encore”, algo raro ya que la práctica de despedirse y “fingir” que es el final para luego volver, se ha convertido prácticamente en una norma de la actualidad. Pero volvamos al 2018, y es que la banda estadounidense no encontró mejor manera de comenzar sus recitales que con la “mejor canción de rock del año”, según la Academia Nacional de Artes y Ciencias de la Grabación (los Grammy). “Run” fue un explosivo que hizo levantar a un estadio de Velez repleto como pocas veces se ha visto. El recinto vibraba con el salto sincronizado de cada uno de los presentes, sobretodo quienes estaban en el sector campo, y la seguidilla con “All My Life”, “Learning To Fly” y “The Pretender” mantuvo a la gran mayoría saltando sin parar, al punto de que ya para esta última se podían ver a algunos abandonar.

La calma llegaría con otro de los temas incluidos en su disco Concrete And Gold (2017), el hipnotizante “Sky Is A Neighborhood”, en el que la banda contó con la presencia de tres coristas, a quienes Dave presentó como Barbara, Sandra y Laura, talentosas cantantes sin las cuales no habrían podido interpretar temas como ese, “Sunday Rain” o “Dirty Water”, los cuales fueron muy bien recibidos por la audiencia.“¿Saben por qué estamos aquí?” preguntó el carismático Grohl en una de sus primeras intervenciones y confesó: “Estamos aquí porque amamos el Rock N Roll y ustedes también lo aman”. El vocalista tenía pruebas para afirmarlo, y es que el público se encargó de demostrar su amor por el rock y por los FOO durante todo el concierto, no solo cantando y saltando, o haciendo pogos en los temas más pesados como “Break Out” o “Monkey Wrench”, sino coreando repetidas veces los tradicionales cánticos que caracterizan al público argentino. “No sé qué decir, ¿ok?” dijo Dave, emocionado ante los cantos de sus fans.

“Esta noche es la última del tour y estoy muy feliz de eso, porque si hubiese sido la primera noche, todos los demás shows habrían parecido muy callados” agregó, y es que al vocalista no le alcanzaron las casi 3 horas de show para alagar a sus seguidores argentinos, a quienes acusó repetidas veces de ser muy ruidosos y locos. “Ar-gen-tina, Ar-gen-tina” comenzó a gritar el propio Dave, y cuando el estadio entero le siguió el juego, los mandó a callar con un fulminante “Ok, basta, me asustan”, provocando las risas de todos los presentes.

Todos brillan en una banda como FOO FIGHTERS, desde Taylor Hawkins –quien sin duda es el segundo al mando- ejecutando un solo de batería en las alturas gracias a su plataforma elevadiza y cantando desde allí su tema “Sunday Rain”, hasta  el guitarrista Chris Shiflett cantando y tocando una versión de “Under My Wheels” de ALICE COOPER. Incluso el público, que aprovechaba cada pausa de la banda para corear sus cánticos, brilló. Dave les dedicó una canción de amor que improvisó en el momento y dijo que deberían hacer un concierto y así ellos (la banda) venir a velos cantar. En ocasiones los cantos parecían retrasar el show, como cuando coreaban el nombre de los músicos mientras Grohl, como buen capitán, intentaba presentarlos uno por uno. En algún punto se vio obligado a decirles, con tono jocoso, “Paren ya, tengo un montón de tipos más que presentarles”.

Cada integrante de la banda, que ya son seis, sin contar los invitados en vivo, tuvo sus minutos de protagonismo dentro del show. Así es como Nate Mendel se pudo lucir tocando “Another One Bites The Dust” de QUEEN en su bajo, Pat Smear lo hizo con “Blitztrieg Bop” de los RAMONES y  Rami Jaffee tocó “Imagine” de John Lennon en su piano, mientras Dave lo acompañaba cantando en su lugar la letra de “Jump”, el clásico de VAN HALEN. “Taylor es el amor de mi vida” dijo cuando le tocó presentar Hawkins, y le pidió que le cantara el clásico de QUEEN “Love Of My Life”. “¿Esta canción es para mí, ok? No para ustedes, ¡ jódanse!” bromeó Grohl durante la presentación del baterista, y posteriormente intercambiaron roles para interpretar el clásico “Under Pressure” de QUEEN, con Taylor luciendo su voz al frente del escenario y Dave haciendo las partes vocales de su tocayo David Bowie mientras tocaba la batería.

Estuvimos ante un espectáculo del más alto nivel, no solo musicalmente sino en todo sentido, con pantallas que ponían filtros en cada imagen proyectada y luces que creaban el ambiente perfecto para cada canción ejecutada, sin embargo la voz de Dave mostró rastros de cansancio. Ligeros problemas para llegar a algunas notas y gritos que se quedaban cortos fueron recurrentes durante los temas más exigentes, como “Walk”, “Best Of You” y “Break Out”, sin embargo nada de eso impidió que el frontman continuara exigiéndose al máximo y gritando con todas sus fuerzas. El set también incluyó esperados clásicos, y no tan clásicos, como “Rope”, “This Days”, “My Hero”, “Times Like This”, “Generator”, “This Is A Call” y “Big Me”.

“Tengo una pregunta para hacer”, dijo Dave en medio del show: “¿Cuantos de ustedes no habían visto a FF antes?,” y ante la gran cantidad de manos levantadas bromeó con un inesperado: “Assholes (estúpidos)”. Sin embargo más adelante se voltearía la tortilla cuando dijo que la culpa de que este haya sido el concierto más ruidoso de su vida era sin duda de los que no habían venido antes, ganándose de nuevo el amor de los “Assholes”. Los juegos e interacciones con el público continuaron incluso luego de haberse ido del escenario, ya que a través de las pantallas Dave y Taylor comenzaron a preguntar si querían una, dos o tres canciones más.

Puede que a alguien no le gusten sus canciones, no les cause gracia su actitud o no consideren a FOO FIGHTERS como un fenómeno, pero nadie que los haya visto en vivo podrá decir que no sintió la presencia de la banda o el impacto de su paso por el escenario, porque si algo tienen Dave Grohl y compañía es eso, presencia. Es una banda que se hace notar y demuestra que no importa lo bien que pueda sonar un disco suyo en la comodidad de tu casa, verlos en vivo, siempre valdrá la pena.

Frank Hernández
Director en Rocktambulos
Escucho más de lo que veo y escribo más de lo que leo.
Periodista musical. Radio Host. Colaborador en Billboard. Fundador de Rocktambulos
Frank Hernández on EmailFrank Hernández on FacebookFrank Hernández on GoogleFrank Hernández on InstagramFrank Hernández on LinkedinFrank Hernández on Twitter

Nuestro sincero agradecimiento a INTERNATIONAL ARTISTIC PRODUCTIONS por invitarnos a cubrir este show.

La otra cara de la moneda

El evento en el que se enmarcó la cuarta visita de FOO FIGHTERS a Argentina incluyó también a la banda estadounidense QUEENS OF THE STONE AGE, quienes más que un soporte, fueron grandes protagonistas de la noche. Sin embargo, los problemas logísticos que retrasaron la apertura de puertas y la falta de previsión ante el hecho de que el evento se llevó a cabo en un día laboral (llegando el público al recinto a la misma hora) provocó un embudo de personas que generó largas e interminables colas de gente, quienes tardaron horas en ingresar y la gran mayoría de ellos se perdieron el show de QOTSA. Esto generó distintos problemas, desde personas reclamando la devolución de su dinero porque habían pagado por ver a la banda de Josh Homme, hasta fanáticos que se colaban en la fila para entrar antes que todos y poder disfrutar de su banda favorita, que ya estaba sonando de fondo.

Por otro lado, los QUEENS tuvieron que conformarse con un estadio a media capacidad y la impotencia de saber que mientras daban lo mejor de sí en el escenario, gran parte de la gente hacía filas afuera. De cualquier modo, su show merece una reseña aparte, así que te invitamos a hacer click aquí y leer cómo fue el espectáculo que nos presentó QUEENS OF THE STONE AGE el pasado 7 de Marzo en el estadio de Velez.

Todas las fotos fueron fueron tomadas por Trigo Gerardi y son cortesía de DF Entertainment / Todos los derechos pertenecen a su autor

¿Usas Facebook? ¡Exprésate y comparte!

Comentarios:

¿Qué te pareció? ¡Queremos leer tu opinión!

Top