Estás aquí
Página principal > Destacada

La Era Trump: Así suena el polémico “Amerikkkant” de MINISTRY #Reseña

Gracias a los problemas políticos que presenta el mundo en su proceso globalizante, MINISTRY editó Amerikkant, su nuevo trabajo, un canto contra el reverdecer del nacionalismo populista a escala mundial: Donald Trump, Marine Le Pen, el holandés Geert Wilders o el mismísimo hecho shockeante que fue el Brexit. En otros casos, y en un aspecto más extremo de la sociedad norteamericana, está el movimiento Alt-Right, por ejemplo. Al Jourgensen (voz y guitarra, entre otros) busca destilar su odio en contra de todos estos movimientos y personajes.

El comienzo con “I Know Words” logra sintetizar la grandeza que ha sabido construir el grupo comandado por Jourgensen: humor y crítica ácida, en una pieza donde Trump es remixado junto a música de cámara. En otras palabras, una buena introducción para “Twilight Zone”, canción que no escatima en protestas: la implantación de la posverdad por los medios masivos, y el día 09 de noviembre, posterior a las elecciones presidenciales de Estados Unidos, como una fecha de angustia, el comienzo de algo que, en la visión de Al, representa un declive.

Afortunadamente, la concepción musical de Amerikkkant no redunda en Metal Industrial, más bien logra expandir al estilo, al punto de incluir una armónica, recurso heredado de las incursiones que Al Jourgensen hizo en la banda BUCK SATAN & THE 666 SHOOTERS. Tampoco duda al momento de intercalar instrumentos como trompetas. Por supuesto, el trabajo de mezcla es sutil, una cuestión que se repite en las producciones de Jourgensen.

El minimalismo, los samplers, los bajos enfatizados en el audio general – ejecutados por el legendario Tony Campos – y las guitarras densas, le dan la identidad al álbum de “un MINISTRY clásico”, algo no menor, ya que Amerikkkant se trata del primer trabajo sin el guitarrista Mike Scaccia, emblema del grupo, y fallecido en 2012.

La experimentación vanguardista, como “TV 5/4 Chan”, y los arrebatos de Thrash, tal como “We’re Tired of It”, traen reminiscencias de SURGICAL METH MACHINE, el proyecto al que Jourgensen le dio vida en 2016.

Lejos de ser políticamente correcto, Al Jourgensen hace una reivindicación, un tanto infantil por su carencia de argumentos, del grupo izquierdista radical Antifa, en la composición que lleva su nombre y reza: “Antifa is the shit”. Aún así, la pieza mezcla buenos punteos, los sampleos en los momentos indicados y una vocalización adictiva.

En el final con la canción que titula el disco, Jourgensen llega a comparar el estado actual de la sociedad norteamericana con el de la Alemania nazi, demostrando así que no tiene pruritos para calificar de totalitario, populista y retrógrado al gobierno de Donald Trump.

Sin medias tintas, el último trabajo de MINISTRY lleva al grupo a su esencia, además de pulir su nivel compositivo, lanzando un disco claramente polémico, con argumentos que a veces se tornan confusos, pero de una marcada violencia, alto nivel musical y desprecio por la corrupción del sistema republicano, que hacen irresistible su escucha.

Facundo Guadagno
Redactor en Rocktambulos
Antropólogo social y cultural, escritor, escéptico y crítico
Facundo Guadagno on FacebookFacundo Guadagno on Instagram

 

Gracias a los problemas políticos que presenta el mundo en su proceso globalizante, MINISTRY editó Amerikkant, su nuevo trabajo, un canto contra el reverdecer del nacionalismo populista a escala mundial: Donald Trump, Marine Le Pen, el holandés Geert Wilders o el mismísimo hecho shockeante que fue el Brexit. En otros casos,…

ASÍ SUENA

Puntaje Final

TOTAL

Recomendados: "Antifa", "Twilight Zone", "Wargasm"

User Rating: Be the first one !

¿Qué te pareció? ¡Queremos saber tu opinión!

Déjanos tu comentario acá:

Top