Estás aquí
Página principal > Destacada

Gitanos de otro planeta: ARCTURUS iluminó el verano argentino #Cronica

El pasado 25 de Febrero no fue un domingo cualquiera en Buenos Aires, aunque a las afueras de The Roxy – La Viola pareciera serlo. Las puertas del reconocido local porteño se convirtieron ese día en un portal hacia otra dimensión donde nos esperaba un encuentro con seres que juegan a ser de otra galaxia o al menos de otra época, liderados por un gigante del metal cuyo nombre, como buen visitante alienígeno, es un código: ICS Vortex. Estamos hablando de ARCTURUS, una agrupación que de a poco ha ido ganando seguidores y popularidad gracias a su fusión original del black metal y el avant garde.

Hellhammer, baterista de ARCTURUS

La jornada estuvo completada por las bandas locales WISDOM y ALMA MATTER, quienes ofrecieron impecables presentaciones que motivaron sinceros aplausos y el vitoreo de la audiencia. WISDOM desplegó todo el poder de su Back Metal mientras que ALMA MATTER sorprendió con un estilo más Thrash. La banda liderada por Elvio Pizzula lo dejó todo en tarima, cerrando su gira nacional y tocando como si no hubiera mañana. Se les notó bastante acoplados. Contaron con un excelente sonido (aplausos para el sonidista), algo poco común para las bandas soporte, así que vale la pena destacarlo.

Ambas demostraron gran nivel y profesionalismo en sus respectivos géneros, aunque lamentablemente no contaron con demasiado público. Ya para cuando fue el turno de los noruegos el local lucía mucho más lleno y preparado para el aterrizaje interestelar. La multitud que se dio cita esa noche para recibir a estos 5 personajes en la capital argentina, ya venía con altas expectativas gracias al show que la agrupación ofreció anteriormente en el país, hace casi dos años, y el aprecio que la comunidad local le tiene a Vortex es notorio apenas el músico entra en escena. La aparición de los músicos caminando entre el público ya nos daba un abrebocas de que sería una noche diferente

ICS Vortex, vocalista

ICS Vortex, que ingresó a la banda hace muchos años en reemplazo de Garm, es quien desde el centro del escenario y sentado en una banqueta, le da vida con su voz y personalidad a este particular supergrupo conformado por Knut Magne Valle en guitarra, Hugh “Skoll” Mingay en el bajo, Steinar Sverd Johnsen en el teclado y Jan “Hellhammer”Blomberg, siendo estos dos últimos los únicos miembros fundadores.

El arranque estuvo a cargo de la poderosa dupla “Kinetic” y “Nightmare Heaven”, tal como en The Sham Mirrors (2002). Con eso la agrupación los puso a todos a agitar las melenas y saltar, sin embargo el sonido no era muy perceptible debido a lo saturado que se encontraba la mezcla. Era común ver a los asistentes mirarse entre sí, en señal de que el alto volumen no les permitía disfrutar a pleno, e incluso en los primeros segundos se hacía difícil entender la voz. Por suerte todo esto se solucionó en cuestión de minutos y lo que parecía ser un aterrizaje forzoso, se convirtió en un suave sobrevolar.

Steinar Johnsen, tecladista de ARCTURUS

Así, la velada transcurrió armoniosamente y pudimos disfrutar a pleno de un setlist conformado en su mayoría por clásicos de la vieja escuela, como “To Thou who dwellest in the Night”, “Du Nordavind”, “Painting My Horror”, “Master Of Disguise”, “Alone” y por supuesto “Raudt og Svart”, con el cual se encargaron de cerrar la noche tras una hora y media de show.

“Hay gente que viajo muchos kilómetros para venir a vernos, esta canción es para ellos”, dijo Vortex mientras señalaba a alguien en el público, e incluso se acercó a la persona y le regaló su cerveza. Obviamente hubo espacio para temas que, sin ser tan antiguos son igual de relevantes, como “Hibernation Sickness Complete” y “Angst”, por ejemplo, y es que según el vocalista, que se mostró bastante contento de estar en Buenos Aires, incluyeron varios temas que no estaban previstos en el setlist, “Game Over” fue uno de ellos.

Knut Magne Valle, Guitarrista de ARCTURUS

ARCTURUS es una banda que, sin querer parecer un grupo de tipos virtuosos o demasiado cultos, se sale del molde experimentando musicalmente con todo lo que le provoca y vistiendo como les da la gana, después de todo así es el avant garde. Nada es convencional en un show de estos noruegos, y esta no fue la excepción. Ver a Vortex y compañía antes del show, entrando por la puerta principal mientras saludaban a los presentes, fue algo que nadie se esperaba pero tampoco sorprende demasiado, y es que así son, cercanos y humildes, ya en el pasado lo han demostrado al quedarse luego de tocar conversando con los fans. Son ese tipo de artista que siempre que tengan la oportunidad, se van a acercar a sus fans para conversar y tomarse algo, cosechando por ende fanáticos que siempre que tengan la oportunidad, se van a acercar para saludarlos y verlos tocar. Al final, nos demostraron que no eran seres de otra galaxia, eran humanos de verdad.

Frank Hernández
Director en Rocktambulos
Escucho más de lo que veo y escribo más de lo que leo.
Periodista musical. Radio Host. Colaborador en Billboard. Fundador de Rocktambulos
Frank Hernández on EmailFrank Hernández on FacebookFrank Hernández on GoogleFrank Hernández on InstagramFrank Hernández on LinkedinFrank Hernández on Twitter

Todas las fotos fueron tomadas por Maru Debiassi para elculto.com.ar / Todos los derechos pertenecen a su autora

¿Qué te pareció? ¡Queremos saber tu opinión!

Queremos saber qué te pareció:

Top