Estás aquí
Página principal > Destacada

BELPHEGOR y NARGAROTH se tomaron las almas del público Chileno #SpiderInfernoFest

Dentro de la movida metalera chilena ya se está haciendo casi una costumbre que cada cierto tiempo se celebren festivales, los cuales son una excelente instancia para esta audiencia que siempre se muestra dispuesta a presenciarlos. En el último tiempo estos eventos han ido en aumento e importantes agrupaciones internacionales han sido las protagonistas. La noche del sábado 10 de marzo, la primera ceremonia del Spider Inferno Fest brindó una nueva oportunidad para los fanáticos de disfrutar de dos imponentes bandas del metal extremo, BELPHEGOR y NARGAROTH, las cuales dijeron presente ante cientos de espectadores.

La jornada se inició con STRAIGH TERROR, la banda de Thrash Metal santiaguina que completó el cartel, la cual se presentó ante un público breve, haciendo gala del gran nivel con el que cuentan, desplegando una muestra musical impecable y enérgica de casi media hora de duración, tiempo en el que prácticamente dejaron el alma en el escenario, cumpliendo a cabalidad con la misión de encender al público para lo que se vendría más tarde.

NARGAROTH

Ya con el local más completo y luego de hacer algunas pruebas de sonido, los alemanes NARGAROTH se apoderaron del escenario y bajo la comandancia de Ash, amo y señor de la banda, se dio comienzo al set. Arrancaron con una partida triple: “The Agony of a Dying Phoenix” seguida por “Whither Goest Thou” y “Conjunction Underneath the Alpha Wheel”, todos cortes extraídos de su último trabajo, Era of Threnody (2017) y que fue la excusa que los trajo de vuelta a Chile.

La noche fue transcurriendo y fue así como dieron paso a temas más clásicos como “Black Metal ist Krieg” y el – a estas alturas ya tradicional – cover de BURZUM, “War”, que fue otro de los que generó mayores momentos de excitación por parte de los asistentes. Asimismo “Possessed by Fucking Black Metal “y el alabado “Seven Tears Are Flowing to The River” provocaron alaridos que cada cierto tiempo se sentían emerger desde lo más hondo del reciento, manifestaciones que buscaban honrar además de la música, a la figura que es hoy en día en el mundo del Black Metal, el icónico Ash.

El tiempo inconmensurable avanzó y llegó el momento de la retirada, luego de un breve y sentido abandono, la banda retornó para finalizar su concierto con dos cortes más: “Hunting Season” y “Black and Blasphemic Death Metal”, ambos elegidos del álbum Prosatanica Shooting Angels (2004).

La oscura horda que presenció el concierto se dejó poseer por todas y cada una de estas canciones, algunos más bien atónitos se nutrieron de las sombrías y letárgicas melodías, otros más rudos y energizados agitaron sin cansancio sus melenas y al mismo tiempo Ash, junto a su banda, se dieron el tiempo para dar variadas muestras de agradecimiento, con el frontman despidiéndose desde la tarima con una bandera chilena colgada en su espalda.

BELPHEGOR

Pasadas las 21:30 horas, las luces se apagaron dando lugar a las cruces invertidas, huesos, cráneos y todo el ornamento que suele acompañara a BELPHEGOR en sus presentaciones, la banda mas esperada de la noche se hacía presente una vez más en el escenario chileno. De espaldas hacia un estupefacto público, con un gesto solemne y con la intro “Sanctus Diaboli Confidimus”, se dio comienzo al show. El setlist se compuso de un total de once canciones extraídas de los diversos álbumes con los que la agrupación cuenta hoy, haciendo especial énfasis en su último trabajo de estudio, Totenritual (2017), disco del cual ejecutaron “Totenkult – Exegesis of Deterioration”, “The Devil´s Son”, “Swinefever – Regent of Pigs” y “Totenbeschwörer”. También interpretaron temas de otros de sus álbumes anteriores como “Stigma Diabolicum”, “Belphegor – Hell’s Ambassador”, “Conjuring the Dead”, “Pactum in Aeternum” y “Lucifer Incestus”.

De esta manera el concierto se fue desarrollando sin inconvenientes, salvo un momento en el que se efectuaron ajustes en el micrófono de Helmuth y los abucheos y gritos no se hicieron esperar, más que nada porque el hecho, en cierta forma, cortó el hipnotismo. No obstante, fue algo aislado que no se extendió más allá de un par de minutos. Helmuth, Serpenth y compañía siguieron dando continuidad al evento entre diabólicos alaridos y aplausos ininterrumpidos de la audiencia, provocados por la actitud cercana de los músicos quienes a lo largo del show se mantuvieron intercambiando miradas y gestos con sus seguidores.

Corrida casi una hora y después de haber mostrado -la también nueva- “Baphomet”, la banda se alejó del escenario, pero sólo un momento, y retornó entonando una oración de cierre para esta siniestra y blasfema jornada, y finalmente rematar la noche con la velóz “Gasmask Terror”.

La cercanía de la agrupación y en especial la de Helmuth, es algo con lo que sus fans saben que pueden contar, y de hecho así quedó plasmado una vez más, el músico fue por unas cuantas hojas con el setlist del concierto, además de un puñado de uñetas que sacó de sus bolsillos y los repartió entre aquellos más astutos y afortunados que se encontraban próximos al escenario.

No es una tarea fácil definir los puntos altos de este show, ya que el ambiente comenzó con un nivel muy elevado y así se mantuvo hasta el final, los espacios vacíos que dejaba una canción y otra fueron utilizados por los fanáticos que entre gritos y silbidos exigían más, todos atrapados por los ritmos y melodías que poseían el lugar. Aquella fue una noche imponente, un evento que mató la rutina, un ritual oscuro y satánico que reunió a una audiencia transversal, pero impenetrable, un círculo diabólico que más allá de las especulaciones que genera, sabe disfrutar, respetar y agradecer estas singulares instancias. Hemos de esperar que estas oscuras energías sigan alineadas y que nos permitan seguir gozando de todo lo que estas significativas bandas nos puedan ofrecer, ya que en Chile las recibiremos con los sentidos y el espíritu llano, siempre dispuesto ante cualquier nueva oportunidad que se nos presente.

Dániza Morales Toro
Redactora en Rocktambulos
Todo es cuestión de perspectiva
Dániza Morales Toro on Email

Todas las fotos fueron tomadas por CrisRock Photography y son cortesía de Spider Productions / Todos los derechos pertenecen a su autor

¿Usas Facebook? ¡Exprésate y comparte!

Comentarios:

One thought on “BELPHEGOR y NARGAROTH se tomaron las almas del público Chileno #SpiderInfernoFest

  1. Daniza: Trata por favor de no aparecerte para lo de Batushka por que no quiero tener el desagrado de mirar tu asquerosa cara. Además nunca te ha gustado el metal. Mejor déjale el metal a los metaleros. Hay un montón de otros shows donde puedes ir a hacer todo el turismo que se te antoje.

    Saludos

¿Qué te pareció? ¡Queremos leer tu opinión!

Top
A %d blogueros les gusta esto: